Los espacios de calidad mejoran la vida de las personas

Edificio administrativo en Teatinos. Málaga

La Dirección General de Patrimonio de la Consejería de Economía y Hacienda ha previsto en el Plan de Sedes Administrativas de la Junta de Andalucía la ubicación de todos los organismos en edificios en régimen de propiedad y en condiciones adecuadas para el desempeño de las funciones propias de las distintas Consejerías y sus Delegaciones Provinciales, mediante la construcción de edificios de nueva planta. En una época de cambios permanentes, cambios de uso, cambios tecnológicos o simplemente cambios jerárquicos, el reto y objeto que se planteó fue el diseñar un contenedor flexible y modulado que a su vez sea emblemático y singular. El sector donde se ubica la parcela se ordena mediante el desarrollo de los elementos estructurales de viario, dotaciones de equipamientos y usos singulares. Los elementos viarios articulan el territorio entre la ciudad y el valle siendo la Avenida Jorge Luís Borges el eje de conexión entre el sector de Bizcochero Capitán y el centro de la ciudad. La construcción de un edificio público, emblemático y representativo como sede administrativa pretende proyectar una imagen singular al barrio y a la estructura de la ciudad. Finalmente, los sistemas formales, constructivos y de instalaciones que dan forma al proyecto se proponen desde la perspectiva de máxima sostenibilidad, adecuados a los usos previstos y la dotación económica para su construcción. Se proyecta un edificio en altura, en sintonía con el emplazamiento y el paisaje de la avenida Jorge Luís Borges, de modo que adquiera presencia como edificio público emblemático. Por el interés público que suscita el proyecto se modifica mediante el estudio de detalle previsto en las bases del concurso el número máximo de plantas sobre rasante. El proyecto se apoya en el linde norte de la parcela a lo largo de la zona verde que completa la manzana por tres razones. Primera, para reforzar su presencia como edificio público representativo en uno de los ejes viarios que estructura el territorio. Segundo, desde la avenida el edificio aparecerá como fondo tras la vegetación con arboleda de gran porte de la zona verde que acompaña a la avenida Jorge Luís Borges. Tercera, de esta manera se libera la franja sur de la parcela por donde se adentra la vegetación desde la avenida Doctor Domínguez a lo largo de la calle Arturo Toscanni. El proyecto responde al entorno planteando una trama ordenada y regular que se ajusta a la parcela dividiendo el volumen del edifico en dos mediante el desplazamiento de un módulo estructural en la directriz diagonal que da la forma trapezoidal a la parcela, marcada por la confluencia de las avenidas Jorge Luís Borges y Doctor Domínguez en la plaza Willy Brand. Este desplazamiento crea el gran espacio diáfano inundado de luz donde se ubica el vestíbulo de entrada y un gran doble espacio que comunica con los elementos cívicos del programa de necesidades. Además, el eje se materializa mediante un plano inclinado que comunica el programa con el exterior y articula la urbanización anclando el proyecto al entorno. La retícula estructural y los volúmenes se inclinan levemente para registrar la trama urbana ortogonal del sector marcada por la calle Giordano Bruno. Por último, el conjunto de la sede administrativa se retira de la calle Giordano Bruno la misma distancia que la crujía del gran vestíbulo de acceso introduciendo un ritmo que ordena la parcela y acaba de cimentar el edificio en la parcela.